PRESTAMOS SERVICIO EN TODA ESPAÑA

¿TIENES DUDAS? ¡PREGÚNTANOS!

L-V 91 713 06 38

EMPEZAR UN TRATAMIENTO DE ORTODONCIA (2ª PARTE)

CUANDO SE RECOMIENDA EMPEZAR UN TRATAMIENTO DE
ORTODONCIA (2ª PARTE)

Hernández Pando, C (1), Cremades Peña, J (2)
(1) Ortodoncista exclusiva con práctica privada en Murcia y Almería.
(2) Odontólogo e implantólogo con práctica privadaen Centro Dental Vivadent en Vera (Almería)
Correspondencia: info@laboratoriogbr.com

En la 1ª parte de este artículo, definimos Ortodoncia, cuándo era recomendable realizar una 1ª visita al especialista, tipo de problemas debían ser tratados con ortodoncia en pacientes de hasta 7 años, y cuales eran las ventajas e inconvenientes que nos podíamos encontrar en estos tratamientos tempranos. En esta segunda parte daremos las pautas para pacientes adolescentes y adultos.

¿ Qué tipo de problemas se tratan entre 7-12 años?

Problemas que afectan a los maxilares:

Alteraciones transversales de los maxilares:

MORDIDA CRUZADA. Esta alteración se produce cuando el tamaño del maxilar superior es más estrecho que la mandíbula en uno o en ambos lados y las muelas superiores se sitúan por dentro de las inferiores.

MORDIDA EN TIJERA. Cuando existe una desproporción entre el tamaño del maxilar superior y la mandíbula, encontrándonos que el maxilar superior es más grande que la mandíbula y como consecuencia las caras triturantes de los molares superiores quedan por fuera de los molares inferiores, no existiendo un engranaje entre las mismas.

Alteraciones verticales de los maxilares:

SOBREMORDIDA. Es un problema vertical, que puede estar presente en todos los tipos de maloclusiones ya descritos, y consiste en que los dientes superiores cubren en exceso a los inferiores.

MORDIDA ABIERTA ANTERI0R. Este problema se caracteriza por la falta de contacto entre los dientes anteriores superiores con los inferiores. Sólo contactan en la masticación las muelas posteriores.

Alteraciones antero- posteriores de los maxilares:

CLASE III : Esta alteración la encontramos cuando:

La mandíbula crece más que el maxilar superior. Suele tener un importante componente hereditario y su tratamiento pasa por colocar una mentonera cuya función es la de controlar y redirigir el crecimiento de la mandíbula, nunca de frenar elmismo. Debe comenzarse lo antes posible. Aunque un % de estos pacientes acaban pasando por un quirófano a partir de los 18 años para terminar de corregir su problema mandibular.

El maxilar crece menos que la mandíbula. En este caso colocaremos unos aparatos que estimulan el crecimiento del este hueso para armonizarlo con el tamaño de la mandíbula. Para ello usaremos las mascaras faciales, las mentoneras de tracción anterior, etc.

Tenemos un componente mixto cuando se da una combinación de maxilar superior pequeño con mandíbula grande. Es este caso el tratamiento pasa por tratar ambos maxilares tal y como comentamos en los puntos anteriores.

CLASE II: Esta alteración la encontramos cuando:

La mandíbula crece menos que el maxilar superior .En este tipo de alteración utilizaremos los llamados aparatos funcionales que actúan estimulando en crecimiento de la mandíbula. Empezaremos el tratamiento tempranamente, con el fin de aprovechar y estimular los brotes de crecimiento.

El maxilar superior crece más que la mandíbula. En este caso emplearemos los llamados aparatos de tracción extraoral cuya función consiste en frenar o desplazar posteriormente el maxilar superior.

Componente mixto donde encontramos un maxilar prognático y una mandíbula retrognática. Aquí el tratamiento consiste en combinar una aparatología funcional junto a una tracción extraoral posterior del maxilar.

Problemas que afectan a los dientes:

- Dientes retenidos.

- Malposiciones dentarias individuales que causan interferencias en la oclusión y que pueden derivar en una desviación mandibular y en un futuro en una asimetría facial. Tal es el caso de los caninos superiores temporales muy afilados e inclinados hacia palatino.

- Erupción de dientes cuyo tamaño es muy grande en comparación con sus predecesores deciduos.

- Perdida de dientes temporales por caries muy grandes y que condicionan la colocación de mantenedores de espacio para asegurar que el diente permanente pueda erupcionar con espacio suficiente.

¿ Qué tipo de problemas se tratan a partir de los 14 años?

Los problemas que afectan a las malposiciones dentarias una vez completada la dentición definitiva, tienen solución utilizando aparatos fijos denominados bracket y bandas.

Son unos aparatos que van cementados sobre la superficie externa de los dientes y que permanecen fijos durante todo el tiempo que dura el tratamiento. Van produciendo unas fuerzas ligeras y continuas para provocar el movimiento de los dientes hacia su posición ideal.

Depende de la malposición dentaria, a veces tenemos que quitar alguna pieza sana para poder solucionar el caso, pero debemos tener en cuenta que esto es un procedimiento que está totalmente justificado por las propias necesidades del tratamiento y para poder llegar al éxito.

Hoy en día cualquier paciente adulto que posea una buena salud periodontal (hueso y encía) puede ser candidato a realizarse un tratamiento de ortodoncia. No existe limitación de edad, sólo debe poseer unas condiciones periodontales favorables.

¿ Puede un adulto que tiene un problema óseo-dentario hacerse un tratamiento de ortodoncia?

La respuesta es afirmativa. En este caso habrá que explicarle al paciente que su problema pasa por una solución combinada entre Ortodoncia y Cirugía de los maxilares. Este tipo de tratamientos se inician una vez concluido el crecimiento total del paciente.

Este tipo de tratamiento denominado Cirugía Ortognática, consiste en 3 fases de tratamiento bien diferenciadas pero perfectamente interconectadas:

1.-Primera fase de tratamiento ortodóncico prequirúrgico: Se lleva a cabo con aparatología de brackets y tiene como objetivo, colocar los dientes en una posición prequirúrgica correcta en sus respectivos maxilares. La duración de esta fase es de aproximadamente 1 año.

2.-Tratamiento quirúrgico: Consiste en una operación generalmente bajo anestesia general en quirófano y hospitalización de algunos días.Tiene como fin la corrección de la forma, tamaño y/o la posición de los maxilares, bien el superior, el inferior o ambos.

3.-Segunda fase del tratamiento ortodóncico postquirúrgico: Después de la cirugía, es necesario continuar con el tratamiento ortodóncico sin haber quitado los brackets que llevaba el paciente en la 1ª fase, con objeto de terminar el ajustar la oclusión entre ambas arcadas dentarias. Esta última fase suele durar unos 12 meses aproximadamente.

Los comentarios están cerrados.